Skip navigation

Garantizar la calidad de los productos

Tanto los alimentos como los productos estimulantes, pero también las materias primas o por ejemplo el tabaco son sometidos a estrictos controles de calidad.  La protección de productos almacenados empieza con la conservación. La nebulización termal y el tratamiento con los generadores de aerosoles UBV han sido especialmente desarrollados para la lucha contra los vectores y la desinfección en los almacenes. El tratamiento efectivo con los insecticidas, los fungicidas y los desinfectantes ofrece una protección completa.

Una vez los productos almacenados están infestados en muchas ocasiones hay que destruir partidas enteras de productos, o el tratamiento para poder utilizar los productos conlleva un alto coste económico. Tampoco es raro que el ciclo productivo se vea mermado por defectos técnicos derivados de la parasitación. Si la invasión parasitaria de los productos acabados no se descubre, puede traer consigo una denegación de la recepción de la mercancía, pérdida de clientes y perjuicios para la imagen pública de la empresa.

Evitar los daños a tiempo

El principio de la nebulización es muy adecuado para la prevención de infestaciones por parásitos.  Garantiza una repartición rápida, efectiva y homogénea de la solución en el espacio tratado.  Gracias a su alto confort de mantenimiento y la excelente protección del usuario (por ejemplo el uso de un temporizador) son sobre todo los generadores en frío UBV que ofrecen excelentes características de aplicación.