Skip navigation

Garantizar la calidad

La demanda de patatas de la industria transformadora aumenta constantemente. Esto también conlleva un aumento de las capacidades de almacenamiento para poder fabricar productos que se venden todo el año, como patatas fritas y patatas fritas de paquete, entre otros.

Por tanto, se requiere una mejor conservación de las patatas de calidad, puesto que su precio de venta y su disponibilidad durante el invierno y primavera dependen de su estabilidad en el almacén. Los generadores de niebla de IGEBA garantizan la mejor conservación evitando la germinación de la patata – desde el almacenamiento hasta la cosecha. 

Un almacenamiento óptimo para la inhibición de la germinación

Tras la cosecha, se da en la patata el estado natural de inactividad (dormancia). En este periodo no aparece ninguna germinación. El tiempo que dura esta dormancia depende de la clase y de las influencias ambientales. La dormancia natural es sustituida por la dormancia controlada o artificial. Es importante que, durante el almacenamiento, se prolongue lo máximo posible la dormancia natural y, posteriormente, se produzcan las condiciones para evitar la germinación.

Para una buena conservación de las patatas, se deben respetar los siguientes aspectos:

  • Temperatura de almacenamiento (entre 4 et 7 °C)
  • Inhibición química de la germinación

La termonebulizadora (nebulizadora térmica) genera una niebla en suspensión compuesta de diminutas gotitas (aerosoles). Estas gotitas se introducen en el almacén de patatas mediante una corriente de aire rápida. Al nebulizar CIPC – Chloropham, crea una fase de gas que garantiza una dispersión homogénea del producto químico en el almacén de patatas.